El despertar del Vesubio representa el mayor problema de seguridad de Italia

“El Vesubio es el mayor problema de seguridad de Italia, porque ciudades enteras se encuentran a sus pies, las cuales pueden quedar sumergidas en caso de erupción”, aseguró Bertolaso durante una conferencia de prensa.

“Por ahora el volcán está tranquilo, pero sabemos que el día que se despierte la situación se vuelve inmediatamente dramática”, advirtió.

El Vesubio es uno de los volcanes más peligrosos del mundo, ya que es la zona volcánica más poblada del mundo.

Es además el único volcán situado en la parte continental de Europa y que ha tenido erupciones en el siglo XX.

Los otros dos volcanes italianos que han entrado en erupción en las últimas centurias se encuentran en islas: el Etna en Sicilia y el Stromboli en las islas Eolias.

En las 18 ciudades de la zona volcánica del Vesubio residen entre 500.000 a 650.000 personas.

Algunos estudios sostienen que la próxima erupción podría ser muy violenta y comparable a la registrada en 1631, que dejó un saldo de 4.000 muertos.

La columna de humo, lava y cenizas podría alcanzar una altura de 20 kilómetros y afectar un radio de 25 kilómetros, según el jefe de la protección civil, que se prepara para manejar la eventual catástrofe.

Las autoridades han estudiado un plan de emergencia en caso de erupción, que incluye entre otras la evacuación de un millón de personas de Nápoles, contó Bertolaso.

Una erupción como la del año 79, que sepultó a las ciudades romanas de Pompeya y Herculano, permitiendo conservarlas intactas hasta que se redescubrieron en el siglo XV, pondría en peligro de vida de unos dos a cinco millones de personas.

La probabilidad de que se repita esa tragedia es del 1%, subrayó el experto.

La erupción de 1944, menos violenta, con lava pero sin lanzamiento de cenizas ni gases, dejó 26 muertos y 12.000 personas sin techo.

Otras erupciones importantes son, secuencialmente, las del 472, 512, en 1631, seis veces en el siglo XVIII, ocho veces en el siglo XIX (notable la de 1872), y en 1906, 1929, y 1944. No ha habido erupciones desde 1944.

Anuncios

Expertos esperan cuatro huracanes intensos este año en el Atlántico Norte

El funcionario del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) dijo a Efe que, según los centros internacionales de predicción climática, se esperan 15 tormentas tropicales para este período que comienza el 1 de junio y llega hasta el 30 de noviembre.

Baca señaló que de los 15 ciclones, 8 podrían alcanzar la condición de huracán, de los cuales 4 serían intensos, es decir, con fuerza de categoría 3 o superior en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

“Esto no significa que todos estos huracanes podrían impactar o afectar a Nicaragua, pero hay que recordar que los meses más peligrosos son septiembre y octubre, por ser los lluviosos del año”, acotó el funcionario del Ineter.

Además, indicó que hay que esperar a ver en qué condiciones se forman los sistemas para determinar si algún ciclón tropical llega a este país, ya que por ahora es difícil saberlo.

El experto recordó que en 2009 Nicaragua fue impactado por un huracán, mientras en 2008 no se registró ninguna afectación por estos fenómenos naturales.

El director del Ineter, Alejandro Rodríguez, señaló en una rueda de prensa que se esperan lluvias intensas aisladas para las primeras semanas de mayo, pero precisó que el período lluvioso se establecerá después del 24 del próximo mes.

El científico señaló que todo indica que el fenómeno de El Niño se va debilitando y que por ello se espera la normalización de la temporada lluviosa a finales de mayo.

Por qué el tsunami perdonó a Valparaíso y Viña

La madrugada del 27 de febrero las ondas del tsunami que se generó tras el megasismo aparentemente esquivaron Viña del Mar y Valparaíso dejando a ambas ciudades libres de daños importantes.  En la zona norte de la región el maremoto dejó su huella en Ritoque, Quintero, la Caleta y el Club de Yates de Higuerillas; y en el sur provocó destrucción y muerte en Llolleo.

Pero los prácticamente nulos efectos del maremoto tanto en el Puerto como en la Ciudad Jardín no son casualidad. El ingeniero civil y doctor en ingeniería de costas, Patricio Catalán, académico del Departamento de Obras Civiles de la Universidad Técnica Federico Santa María, explica que esto se debe a que “gran parte de la zona urbana de Valparaíso y Viña del Mar se encuentra elevada respecto del nivel medio del mar,  con una diferencia de cinco o más metros”.

Para el experto en tsunamis, esto significa que olas menores de esa altura no generan un efecto significativo sobre zonas pobladas, a diferencia de lo ocurrido en los lugares donde sí se apreciaron secuelas que se encuentran en zonas bajas y muy cercanas al mar.

Si bien la costa de la región experimentó pérdida de vidas y destrucción de una magnitud muy inferior a lo acontecido en la franja costera del Maule y Biobío -zona epicentral del megasismo que produjo ondas de tsunami que viajaron cerca de 550 kilómetros a lo largo del litoral nacional-, los vaivenes del océano no fueron menores.

El doctor Catalán estima que las primeras manifestaciones del maremoto ocurrieron a los pocos minutos del terremoto, pero en los sitios donde no fueron destructivas lo más probable es que las personas no se percataron, por estar preocupadas por los efectos en tierra. “Sin embargo, los mareógrafos, instrumentos que miden la marea, detectaron esas oscilaciones”, acota.

El ROL DE LA LUNA Y EL SOL

 

Pese a que el movimiento telúrico pudo haber sacudido al país en cualquiera de las cuatro fases lunares, para suerte del país ocurrió bajo la influencia de una incandescente luna llena. Y aunque a simple vista ese aspecto parezca un insignificante detalle, en realidad, el calendario lunar de ese momento marcó diferencias significativas e influyó directamente en que esa noche se contara con una marea baja.

Sobre este punto, el especialista destaca que “al momento del terremoto, nos encontrábamos en una situación de luna llena, que corresponde al período del mes en que la marea alcanza valores extremos, y más aun, era el momento de la marea más baja del día”.

En la zona de Talcahuano, detalla, el rango mareal es del orden del 1.60 m y las oscilaciones en los mareógrafos por el maremoto son también del mismo orden. A su juicio, eso significa que en algunos lugares el maremoto alcanzó niveles un poco más altos que la marea más alta. “De haber ocurrido a la hora de la marea más alta, el efecto podría haber sido mucho mayor”, resume.

Tomando en cuenta este escenario, se puede decir entonces que con certeza la baja marea de dicha noche fue un factor que contribuyó a disminuir la estela destructiva del mar.  

EL TSUNAMI DE 1730

Aunque la altura de Valparaíso y Viña del Mar se inclina a favor de la población en caso de tsunami, la historia demuestra con creces que cuando el mar se agita violentamente la fuerza de su expansión es considerable. Prueba de esto es el tsunami de 1730, que según descripciones de la época inundó el sector de El Almendral, es decir, donde hoy se encuentra el Congreso.

De los terremotos históricos generadores de tsunami en la zona, relata el académico, el de 1730 es el que provocó el maremoto más importante. Y si en el pasado las aguas del océano ingresaron hasta las calles de Valparaíso no existen razones para pensar que en el futuro no puedan volver a hacerlo. “El hecho de que ocurrió en algún momento es prueba de que puede ocurrir de nuevo”, opina Catalán.

Además de eso, menciona el evento acontecido en 1822 que dejó algunas embarcaciones en las cercanías de la Aduana.

NECESIDAD DE ALARMA

De acuerdo a informaciones científicas Chile presenta la mayor producción de tsunamis por kilómetro, incluso, más que Japón. Por eso, resulta incomprensible que este tópico haya pasado por tanto tiempo a segundo plano. “Lamentablemente la memoria es frágil y los recursos escasos”, comenta el experto, quien igualmente subraya que quienes se relacionan con el tema estaban conscientes del riesgo y no sólo a nivel científico sino también de la población.

Y la derruida ciudad de Talcahuano es sólo un ejemplo entre muchos de que urge crear mejores sistemas de alerta pública. Sobre todo en caso de un tsunami cuyo origen sea lejano, es decir, que -tal como ocurrió en Juan Fernández- no sea avisado por movimientos telúricos perceptibles, lo que los convierte en sorpresivos enemigos.

Para la costa de Chile, observa el académico, el primer sistema de alerta debe ser el terremoto mismo. Pero según estima, eso no significa que no se deba tener un sistema de alerta estructurado, con sensores que permitan determinar con mayor precisión el riesgo y de esa forma avisar a otras localidades insulares como Juan Fernández e Isla de Pascua.

EDUCACIÓN: PRIMER PASO

 Tras la alerta preventiva de tsunami del 11 de marzo, el caos generado dejó al desnudo la marcada pobreza de preparación existente en la región ante situaciones de esa naturaleza. A raíz de las escenas percibidas, resulta primordial encontrar la mejor receta que lleve a disminuir -dentro de lo posible- este tipo de reacciones. Para Catalán, eso es un aspecto complejo, “pues la reacción de grupos humanos puede diferir de aquellas individuales, y la reacción ante un ensayo o simulacro puede diferir de la que ocurre en una situación real”.

Del mismo modo, enfatiza también la importancia de la educación y recomienda formar no sólo a la sociedad sino también a las autoridades y organismos públicos respecto de qué hacer. “Ese día (11 de marzo) había gente evacuando los cerros que son zonas seguras; por lo tanto, eso refleja el desconocimiento y sobre reacción”, sostiene.

“Nuestro tiempo de respuesta debe ser corto y no contamos con el lujo de esperar por una alarma”, advierte, y añade que “hay que educar a las autoridades para que puedan avisar en forma oportuna respecto de alertas, alarmas y lo que es igualmente importante, fin de alarmas”.

De la misma manera, Catalán acentúa que se debe educar a las instituciones públicas como Carabineros, Bomberos, entre otros, acerca de cómo reaccionar y guiar a la población. “Esto debe ser no sólo en las localidades costeras sino también en el resto del país, ya que se nos dijo que hubo casos de gente acampando que no supo que había que evacuar, mientras los lugareños ya estaban en zonas altas”.

Elaborar un sistema de alerta y alarma con características estructurales de amplio alcance no sólo en localidades específicas, es clave para Catalán, quien además sugiere un mejor monitoreo y mediciones del mar y del acceso público para que así éste resulte más comprensible.

En otro aspecto, el académico admite que “no sería sabio” descartar la posibilidad de que alguna vez ocurra un tsunami destructivo en Viña del Mar y Valparaíso. Por eso, recomienda que  lo mejor es tener bien claro qué hacer ante la llegada de uno.

Advierten problemas tras desplazamiento de 3 metros de Concepción por el terremoto

La ciudad de Concepción se desplazó tres metros hacia el oeste tras el terremoto de magnitud 8,8 en la escala de Ritcher que el pasado 27 de febrero sacudió el centro y sur de Chile, según un estudio difundido hoy por la Universidad de Santiago, en el que además se advirtió de diferentes problemas que podría acarrear este cambio.

Un grupo de ingenieros de esta universidad confirmó los datos de una investigación de la Universidad de Ohio que a pocos días del terremoto ya había establecido que diferentes ciudades del país se habían desplazado de su posición original.

Mientras la capital de la región del Biobío -una de las más afectadas y situada a 90 kilómetros al noroeste del epicentro del sismo-, se desplazó tres metros hacia el oeste, Talca se movió 2,5 metros y Mulchén 1,2 metros. Santiago cambió 0,4 metros su ubicación mientras Viña del Mar lo hizo en 0,2 metros, de acuerdo con el estudio, titulado “Estimación de magnitud del desplazamiento en estaciones GPS pos terremoto ocurrido en Chile el 27 de Febrero”.

Problemas de posicionamiento

El académico del departamento de Ingeniería Geográfica de la Universidad de Santiago y director del estudio, René Zepeda, indicó que todas las marcas geodésicas en el territorio se movieron y que eso va a generar una serie de problemas en materias como cartografía e ingeniería, especialmente en la utilización de datos de alta precisión.

“El territorio está definido por coordenadas geodésicas -latitud y longitud-. Las marcas que son de referencia para hacer mapas y trabajos de ingeniería. Los profesionales que deseen hacer los trabajos deberían hacer nuevas mediciones y estudios”, explicó.

El experto añadió que, en el caso de obras públicas, se van a generar problemas de ingeniería y diseño.

“Si alguien desea referir una carretera con las nuevas coordenadas respecto de las coordenadas de un proyecto que se hizo el año pasado, no van a coincidir”.

En la investigación se utilizaron estaciones activas GPS ubicadas en varias localidades chilenas y argentinas que permitieron a los expertos comparar las estaciones más cercanas al epicentro y que se desplazaron, respecto de aquellas que estaban más alejadas y que no tuvieron mayor variación.

El estudio queda ahora a disposición de las autoridades y de los profesionales del área con el objetivo de que durante este año la información generada sea estudiada para determinar con exactitud cuáles serán las consecuencias del terremoto en materia de geodesia.

Google Earth invita a recorrer Nueva York

Recorrer las calles de Nueva York admirando con gran detalle los recovecos de la gran manzana ahora es posible gracias a un video en 3D que publica Google Earth.

De esta manera, “turistas” virtuales podrán echar un vistazo a esta ciudad, con detalles a nivel de calle que hace más fácil experimentar desde cualquier punto del mundo la variedad de tiendas, edificios y estructuras de esta urbe.

El tour comienza desde el aire, para luego adentrarse por las calles de esta ciudad.

Sismo de 6.9 grados richter en noreste de China deja 67 muertos

El fuerte sismo que sacudió la remota provincia de Qinghai, en el noroeste de China, mató al menos a 67 personas y dejó sepultadas a “muchas” otras, informó la agencia oficial Nueva China.

“Al menos 67 personas murieron y muchas otras están sepultadas bajo los escombros”, indicó la agencia.

El terremoto, ocurrido en esta región cercana al Tibet y escasamente poblada, fue de una magnitud de 6,9 según el Instituto Geofísico estadounidense (USGS), y de 7,1 según los servicios sismólogicos chinos.

El sismo se produjo a las 7H49 locales (23H49 GMT del martes) y tuvo su epicentro a 380 km al sur sudeste de la ciudad de Golmud, a una profundidad de 46 km, indicó el USGS.

El fenómeno fue seguido de dos réplicas, media hora después, de una magnitud de 5,3 y 5,2, precisó.

Esta zona es escenario de frecuentes sismos. Está poblada por campesinos y nómadas de etnia mongol y tibetana y dispone de importantes reservas de carbón, plomo y cobre.

Las lluvias dejan más de 90 muertos en Río de Janeiro

En medio de lo que la prensa local está describiendo como “la peor tormenta de la historia”, más de 90 personas han perdido la vida en el estado de Río de Janeiro, en Brasil, que se encuentra bajo agua debido al fuerte temporal.

Las intensas lluvias, que comenzaron el lunes, anegaron grandes áreas de la región y provocaron deslizamientos de tierra, sobre todo en la zonas más pobres del estado.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, apeló a las personas que viven en casas con peligro de derrumbe a que abandonaran sus hogares, antes de poner en riesgo sus vidas.

“Necesitamos concientizar a la población para que deje las áreas de riesgo, principalmente quienes moran en las laderas de los morros y en áreas sujetas a deslizamientos”, afirmó.

El mandatario criticó el estado de mucha de la infraestructura dañada en Río de Janeiro pero afirmó que se deberá esperar a que paren las lluvias antes de realizar mejoras.

Por su parte, el gobernador de Río, Sergio Cabral, decretó el estado de emergencia en el territorio debido al temporal, que también ha causado cortes de energía y caos en el tránsito.

La más golpeada

La ciudad más golpeada por el fenómeno meteorológico fue la capital, Río de Janeiro, aunque también hubo pérdida de vidas en Niterói, São Gonçalo, Nilópolis, Paracambi y Petrópolis.

El alcalde de Río, Eduardo Paes, ordenó la suspensión de clases y pidió a la población que permanezca en su hogar.

Paes también señaló que el sistema de transporte está cerca del colapso.

“La situación es de caos absoluto”, afirmó, agregando que “todas las principales calles de la ciudad están cerradas debido a las inundaciones”.

A pesar de que las precipitaciones fuertes son comunes en esa zona de Brasil en los meses de verano, entre enero y abril, Paes admitió que su ciudad no dio abasto con el nivel de lluvias, que llegó a acumular unos 30 centímetros de agua en 24 horas.

“En una escala de cero a diez, el grado de preparación de Río para una lluvia como esta es cero”, aseguró.

Antonio Queiroz Junior, lector de la BBC que habita en Río, dijo que el agua comenzó a caer durante la tarde del lunes, en la hora más congestionada de tráfico.

“No ha parado de llover desde entonces”, señalo.

Al igual que otros cariocas, Queiroz Junior responsabiliza a las autoridades por varias de las muertes, debido a que no prohibieron los asentamientos en las zonas más proclives a aludes.

Según los meteorólogos, el temporal fue causado por un frente frío que también trajo ráfagas de viento de hasta 75 kilómetros por hora.

Eventos internacionales

Algunos observadores expresaron preocupación por la situación en Río, que en 2014 hospedará el Mundial de Fútbol y en 2016 será sede de los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, este martes Lula garantizó que la ciudad estará preparada para organizar ambos eventos.

“No llueve todos los días, tampoco hay terremotos todos los días en Chile y Haití. Usualmente junio y julio (cuando se realizarán los dos eventos deportivos) son meses más tranquilos”, aseguró.

El jefe de Estado debió cancelar una visita que realizaba a Río debido a las fuertes lluvias. El mandatario había viajado hasta la ciudad para inaugurar obras de mejora en una favela.

“Hoy está lloviendo en Río lo que llueve en un mes”, afirmó Lula, quien agregó que “lo único que podemos hacer en este momento es pedirle a Dios para que haga cesar la lluvia, para que podamos seguir la vida en la ciudad”.

Un terremoto de 7.2 grados sacude Baja California, en México

Un terremoto de 7.2 en la escala de Richter se sintió en la tarde del domingo en la Península de Baja California, en México, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, aunque no se reportaron daños graves.

Este organismo informó que el epicentro del sismo se situó a 26 kilómetros al sur de Guadalupe Victoria, a una profundidad de 32 kilómetros.

Según el Servicio Geológico, se trató del terremoto más grande en azotar la región desde 1992.

También dijo que a lo largo de la tarde se registraron tres réplicas, la mayor de 5.1 grados.

Alberto Nájar, corresponsal de BBC Mundo en México dijo que hasta ahora no hay reportes de daños mayores ni víctimas por el sismo.

“Mexicali, la capital de Baja California, tiene problemas de comunicación y abasto de electricidad, pero sin daños mayores a la caída de algunos postes de electricidad”, señaló el periodista.

“Desde el viernes hay sismos menores en la zona, incluso algunos de 4,3 grados, pero el resto del país está en calma”, agregó.

Baja California está en el centro de la falla de San Andrés.

Rascacielos temblando

De acuerdo al relato de varios testigos, se pudo sentir en Tijuana y algunas ciudades del sur de Estados Unidos, como Los Ángeles.

El periodista de BBC Mundo Jaime González dijo desde San Diego que se notó temblar el mobiliario y las lámparas de los edificios, pero la gente permaneció en calma en esta ciudad, donde son frecuentes los temblores.

Medios locales dijeron que allí también se pudo ver sacudirse los rascacielos.

En Tijuana, una testigo le dijo a la agencia de noticias Reuters dijo que vio temblar su oficina.

“En el estacionamiento se estaba viendo cómo se movían los carros”, aseguró.

Cerca de Palm Springs, en California, Jean Nelson dijo que “el agua de la alberca se iba a todos lados”.

Snit publica mapas actualizados de zonas afectadas por tsunami

Desde el sitio Web de desarrollado por la Secretaria Ejecutiva Snit (http://hosting.snit.cl/terremoto2010/) es posible acceder a múltiple información territorial del terremoto y tsunami que afectó a nuestro país el día 27 de febrero.

Entre la información publicada destacan los mapas últimamente actualizados con la proyección de viviendas y personas afectadas por el tsunami. Estos mapas son producidos por el Grupo de Trabajo Multisectorial de Información Geoespacial (GTMIG) ubicado temporalmente en la ONEMI.

La cartografía publicada se vale de imágenes satelitales para contextualizar la información, sobre ellas se han superpuesto capas vectoriales del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) con datos de las manzanas existentes antes del terremoto. A partir de estos cruces se puede inferir la cantidad de superficie, población y viviendas afectadas.

Los mapas incluyen localidades como Penco, Tomé, Dichato, Talcahuano y Constitución, entre otras.

Hacer clic aquí para acceder

Snit publica mapas actualizados de zonas afectadas por tsunami

Desde el sitio Web de desarrollado por la Secretaria Ejecutiva Snit (http://hosting.snit.cl/terremoto2010/) es posible acceder a múltiple información territorial del terremoto y tsunami que afectó a nuestro país el día 27 de febrero.

Entre la información publicada destacan los mapas últimamente actualizados con la proyección de viviendas y personas afectadas por el tsunami. Estos mapas son producidos por el Grupo de Trabajo Multisectorial de Información Geoespacial (GTMIG) ubicado temporalmente en la ONEMI.

La cartografía publicada se vale de imágenes satelitales para contextualizar la información, sobre ellas se han superpuesto capas vectoriales del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) con datos de las manzanas existentes antes del terremoto. A partir de estos cruces se puede inferir la cantidad de superficie, población y viviendas afectadas.

Los mapas incluyen localidades como Penco, Tomé, Dichato, Talcahuano y Constitución, entre otras.

Hacer clic aquí para acceder